Damas Protectoras del Soldado entregó una casa totalmente equipada a Ramón Córdoba, un héroe de la patria con una historia que es ejemplo de fortaleza.


El soldado profesional Ramón Antonio Córdoba y su familia nos inspiraron con su historia, un ejemplo de fortaleza y perseverancia para salir adelante pese a las dificultades.

Ramón Antonio Córdoba, de 46 años, está casado con Angélica Mosquera a quien llama “La Negra”, su compañera incondicional que ha estado de su mano pese a las dificultades y la misma que lo ha fortalecido con una sonrisa; tienen 9 hijos de los cuales 4 viven aún con ellos: Juan Camilo, Marcela, Brayan y Dayron.
Según cuenta Córdoba, las anécdotas que más lo marcaron en su paso por el Ejército Nacional fueron: su condena de 37 años y 4 meses, que lo privó de su libertad y lo mantuvo alejado de su familia durante un tiempo, y la amputación de su pierna izquierda a causa de una mina; sin embargo, Angélica y su familia siempre estuvieron apoyándolo en estas situaciones y su familia se fortaleció ante la adversidad.

Hoy la familia Córdoba recuerda las dificultades como una prueba que los fortaleció como familia y los unió aún más. Ahora disfrutan de su nuevo hogar totalmente equipado y agradecen a Dios, al Sargento Primero Vargas, a la Señora Lina, al Padre que siempre los apoyó, a la ANASE y por supuesto, a las Damas Protectoras del Soldado quienes con su dedicación y trabajo transformaron sus vidas.

82369total visits,84visits today